Perdiz a la cazadora

Ingredientes para dos personas:

-2 perdicesPerdiz a la cazadora

-Tres cebollas pequeñas

-Dos zanahorias medianas

-Dos patatas grandes

-Orégano

Para el adobo
Orégano, pimienta negra, vino blanco, aceite de oliva, vinagre y ajo

Para la salsa
Puerro, tres cebollas grandes, dos zanahorias y una hoja de laurel

Paso 1. Preparar la perdiz
El primer paso que tenemos que dar sacarle las vísceras y chamuscarle las plumas más pequeñitas que aún queden. Comprobar también que no queden perdigones. Se puede atarle las patas y las alas para que no se desmonte cuando la estés asando.

Paso 2. Adobar
Picamos el ajo y lo mezclamos con el resto de los ingredientes para el adobo (orégano, pimienta negra, vino blanco, aceite de oliva y vinagre). Recubrimos las perdices con el adobo y las dejamos 48 horas en el frigorífico.

Pasados esos dos días, las sacamos del adobo y las doramos en una olla o sartén con poco aceite (un vasito de aceite de oliva) a fuego suave y durante veinte minutos. Le vamos dando vueltas para que se hagan por todos los lados. Una vez doradas, verás que la piel queda tirante, de modo que ya no habrá peligro de que se desmonten.

Paso 3. Cocinar
Retiramos las perdices y, en ese mismo aceite echamos las cebollas, las zanahorias y el puerro partido en trozos grandes. Le añadimos un poco más de aceite e incorporamos el adobo, una vez colado. Se deja cocer hasta que levante el hervor. He incorporamos las perdices, que dejaremos cocer otros veinte minutos a fuego suave.

Sacamos las perdices, trituramos la salsa y volvemos a introducir las aves en la salsa. Probamos la salsa e incorporamos la sal. Freímos las patatas. Asamos las cebollas al horno en aceite y vino y ya, con todos los ingredientes preparados, emplatamos.

Esta entrada fue publicada en Recetas y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.